15 abr. 2018

Iglesia Románica de San Martiño de Ozón, en Muxía. Provincia de A Coruña.


Costa da Morte. Municipio de Muxía. Visitamos la parroquia de Ozón, la iglesia románica de San Martiño, cuya construcción tuvo lugar a finales del siglo XII. Aquí hubo un monasterio benedictino y por aquí pasa el Camino de Santiago, la extensión del mismo que nos lleva hasta el Santuario de A Virxe de A Barca, en Muxía, y de allí a Finisterre/Fisterra.




Coordenadas de situación de Muxía en Galicia. Amplíe el mapa y llegará a la Iglesia de San Martiño de Ozón:43.085020, -9.166081

Click Aquí para ver nuestras visitas a Muxía.


El Camino de Santiago termina en Compostela, pero para muchos peregrinos no termina sino que continúa hasta Finisterre/Fisterra y/o Muxía. En la aldea de Hospital el Camino se bifurca, hacia uno u otro final, en el caso de Muxía en el Santuario de A Barca y en Finisterre/Fisterra en el cabo de su mismo nombre. Una vez que se llega a uno de los dos lugares reseñados se puede recorrer el tramo entre ambos.


En el cruce donde se encuentra este cruceiro hemos de desviarnos apenas 50 metros del Camino de Santiago para llegar a la iglesia de San Martiño. Estamos justo aquí:43.084502, -9.166548




Y llegamos. Fachada principal.



Hubo aquí un monasterio benedictino del que se tiene noticia documentada ya en 1154 y 1178, por dos bulas que fueron otorgadas respectivamente por los papas Atanasio IV e Inocencio III. También sabemos que en el siglo XV, 1487, pasó a ser priorato del Monasterio de San Martín Pinario, de Santiago de Compostela. Posteriormente consta ya como parroquia, desde el siglo XVII.


La construcción de la iglesia se fija a finales del siglo XII.



Tiene planta con nave y dos capillas a los lados. Exteriormente vemos dos ábsides, el central y el que está al lado sur. En el lado contrario hay una dependencia cuadrangular que es la sacristía, de construcción posterior, donde se entiende que hubo otro ábside como el sur.


Es por esto que se puede suponer que su interior pudiera haber sido de planta basilical, con una nave central y dos laterales, con tres ábsides, de forma similar a la de la iglesia del Monasterio de Moraime, muy cerca de aquí (Click Aquí para ver nuestra visita a Moraime).








Nos dirigimos al estrecho pasaje que discurre paralelo a la fachada sur.





Esta puerta de esta fachada sur, hoy tapiada, comunicaba la iglesia con las dependencias monacales.





Una vez pasado el arco nos fijamos en la otra puerta del muro sur, que en la imagen se ve con cierta dificultad, en el centro, a la derecha de la ventana.




Llegamos a la parte de la cabecera, los ábsides.



Como se ha mencionado, han llegado a nuestros días, de la construcción original, dos ábsides, el central y el que está al lado sur. En la parte norte vemos la dependencia cuadrangular, que es la sacristía, donde se entiende que hubo otro ábside semicircular, como el sur.





El ábside central tienen una parte recta y otra semicircular. Tiene una ventana en el centro y otras dos a los lados. La ventana tiene columnas con capiteles vegetales, la parte exterior del arco tiene decoración de bolas. En la cornisa hay once canecillos, de tres tipos: figuras de animales, figuras humanas y motivos geométricos.








El ábside sur tiene planta semicircular, y dos estrechas ventanas. Los canecillos del alero tienen los mismos temas que los del central.




Ahora nos dirigimos al interior de la iglesia.





Vidriera sobre la puerta.





Una vez en el interior reparamos en esta estancia pequeña que hay justo entrando a la derecha. Parece una sala de reuniones.





Seguimos al lado de la entrada a la iglesia. Desde aquí vemos la nave central. Al fondo el ábside central y a la izquierda de la imagen el acceso a la capilla lateral de la parte norte, a la que nos dirigimos.





Capilla norte.







Tras el arco estaría el ábside norte de la construcción original. Como hemos visto en el exterior, posteriormente se edificó la actual sacristía.




Sobre el arco y bajo la ventana vemos esta imagen, de la que carecemos de información.




Nos situamos ahora mirando hacia la capilla, la nave central y el arco que separa a ambas.




Inscripciones en el arco entre la capilla y la nave, que señalan la fecha de construcción de la capilla norte y quien era el cura que estaba allí, en aquel tiempo.





Ahora estamos en la nave central, vemos este púlpito al que se accedía desde la capilla norte.




Miramos mas a la izquierda, muro norte de la nave central, la pila bautismal, el acceso al coro y también la puerta de la capilla norte por la que hemos entrado antes a la misma.




Ahora el muro sur de esta nave central. A la derecha, la puerta de la pequeña estancia que hemos visto al entrar.




Desde aquí divisamos también la cubierta y el coro.




Estamos ahora en la parte sur. Nos dirigimos al ábside.




Este nicho se corresponde con la puerta tapiada que hemos visto en el exterior, que comunicaba la iglesia con las dependencias monacales.






La capilla sur es de planta semicircular con bóveda de cascarón o media naranja. Tiene dos ventanas, una saetera, en el centro, y otra que parece ser de construcción posterior. El arco es de medio punto con columnas que tienen capiteles con motivos vegetales (capitel sur), y una figura de un animal junto a un motivo vegetal, una hoja, de gran tamaño, el capitel norte.












El ábside central tiene bóveda de cañón en su parte recta y de cascarón o media naranja en la parte semicircular. Tiene una ventana que está tapada por la presencia del retablo mayor.


Arco triunfal de medio punto, doblado, sobre columnas con capiteles vegetales, de hojas. Las molduras que van sobre los capiteles se denominan cimacios. En este caso su decoración también es de motivos vegetales. Dichas molduras continúan hasta el muro testero de la nave.




Capitel y basa de la columna de la derecha, sur.





Capitel y basa de la columna de la izquierda.










Con la visión de la vidriera situada sobre el arco triunfal vamos terminando la visita.





Fin.


No hay comentarios:

Publicar un comentario